Dreamers.

A estas alturas es innegable, Bertolucci es uno de mis directores favoritos desde la primera vez que vi Last tango in Paris, pero mi predilección hacia el cineasta italiano se volvió a reafirmar cuando vi The dreamers (2003) a los diecisiete años. Los soñadores es una película tan sublime que por momentos logra descolocar e hipnotizar a cualquier espectador, me atrevo a decir que ninguna escena tiene desperdicio porque los protagonistas (Pitt, Garrel y Green) dotan al film de la magia que se requiere para una producción de tamañas características. Lo que mas me gusta de esta película es el sello que Bertolucci imprime en ella y sobretodo la ciudad y la época que elige para situar las aventuras de sus soñadores, porque París es belleza pura inclusive cuando esos primeros planos la muestran bien de cerca con el esplendor característico de los sesenta, y por momentos el caos, propio de una década marcada por los cambios políticos e ideológicos que el maoìsmo representa. The Dreamers es una película que me encanta, porque nos invita a ser testigos durante dos horas de las vivencias de tres adolescentes sumergidos en su propio mundo, un mundo que parece ajeno y por momentos casi sectario pero que en realidad compite a la par del real para regalarnos una utopía francesa.
Pero eso no es todo, porque el soundtrack es mas genial aún; Bob Dylan, Janis Jopplin, Jimi Hendrix, The Doors, suenan a lo largo del film. Y como evitar mencionar que durante el metraje podemos ver a renombrados genios del cine como: Chaplin, Ginger Rogers, Greta Garbo, sin dejar de mencionar varias escenas extraídas de films tales como: Banda Aparte, Sin Aliento, Blonde venus, Luces de la ciudad, Queen Cristina, entre muchas otras. La obra de Bertolucci claramente le hace un guiño a la Nouvelle vague, y no es para menos, tratándose de un film que cronológicamente se sitúa en pleno apogeo de la misma. The Dreamers encandila y al mismo tiempo desborda de magnetismo, el menage a trois en el que intervienen los protagonistas, es tan solo uno de los elementos mas interesantes que el director lleva a la pantalla, el mismo fue quien dijo que Eva Green es tan bella que es indecente, y no podría estar mas de acuerdo, especialmente cuando esta evoca a la mítica Jean Seberg al citar sus palabras mas famosas: "New York Herald Tribune" una noche en los Campos Eliseos. 
Por todo eso y mas The Dreamers es una joya que rara vez el cine nos regala.